sábado, 3 de agosto de 2013

Manchester United, la excelencia del "estilo Premier"

El té, el Big Ben, los hooligans, la música rock, la puntualidad, la ginebra... todos los tópicos posibles que se nos ocurran sobre el mundo británico, pero nada tan reconocido en el mundo del fútbol como el "estilo Premier". Muchas ligas a lo largo y ancho del mundo, sin embargo ninguna tiene un estilo tan marcado como puede ser la Premier League. Fútbol con transiciones rápidas, presión asfixiante y campos siempre llenos con la y aficiones muy cercanas a sus jugadores. Juntemos todo eso en treinta y ocho partidos y tendremos nueve meses de un fútbol inigualable. Y si alguien representa bien esta forma de entenderlo es el Manchester United. No tanto el equipo, sino su cabeza visible en los últimos veinte años, Sir Alex Ferguson. El éxito siempre ha sonreído al técnico escocés, pero el trabajo ha sido la tónica dominante para conseguirlo desde el primer momento. La aparición de una generación maravillosa también fue una gran ayuda para conseguir ese estilo, pero eso también es éxito del mánager por dar plena confianza a unos jugadores imberbes que apenas rozaban la veintena. Ese es el guión de la historia que marcaría el fútbol inglés a partir de principios de la década de los noventa. El resurgir de Old Trafford estaba en marcha cuatro décadas después de la muerte de los "Busby Babe". Era el tiempo de los "Fergie Babes".
David Beckham, Ryan Giggs, Paul Scholes, Gary Neville, Phill Neville y Nicky Butt han compuesto la generación de futbolistas más grandes que el mundo del fútbol recuerda en las últimas décadas. Un equipo glorioso que ha conseguido ganar Champions, ligas, FA Cups, Copas Intercontinentales y convertirse por derecho propio en el equipo más laureado de la historia del fútbol iglés. Y todo ello con un estilo muy definido: salida rápida desde atrás, llegada al área en marea y presión asfixiante para la recuperación. Balón jugado del portero para Gary Neville en el lateral derecho, salida con Roy Keane, enganche con David Beckham o Ryan Giggs, juego de espaldas de Van Nistelrooy y llegada al área de Paul Scholes para fusilar a todos los porteros de Europa. Hemos visto una cantidad incontable de goles con esa jugada y muchos han servido para llevar a las vitrinas de Old Trafford todos los títulos anteriormente mencionados. Los mismos protagonistas con algunos invitados de excepción como Juan Sebastián Verón, Cristiano Ronaldo, Eric Cantona, Nani, Rooney o Van Persie. Esa ha sido la tónica  reinante en el fútbol de los últimos veinte años. Ahora se ha acabado la era Ferguson y David Moyes tiene que tomar el relevo y demostrar que puede crear una nueva dinastía en Old Trafford. El tiempo tendrá la última palabra para elevar a lo más alto a los "Fergie Babes"

No hay comentarios:

Publicar un comentario